RESTAURACIÓN DE PIANO J. HAZEN. AÑO 1920.

RESTAURACIÓN DE PIANO J. HAZEN. AÑO 1920.

 

DENOMINACIÓN DE LA PIEZA:Piano vertical de estudio.  

 

MATERIALES: La estructura exterior del piano está construida con madera de abeto chapeada con hoja de nogal. Las teclas son de madera de tilo y el recubrimiento superior de las negras es de madera de ébano y el de las blancas es de celuloide (mezcla de piroxilina con goma de alcanfor pulverizada, un material alternativo al marfil).

El soporte donde apoyan las teclas es de madera de haya, con pasadores de hierro y acolchados de fieltro. El armazón sobre el que se asientan las cuerdas es de madera de abeto. Las cuerdas están construidas con acero envuelto en un alambre de cobre enroscado para los bordones. El mecanismo de percusión es de madera de peral, piel de búfalo y paño. Los macillos están fabricados con madera de peral y fieltro. 

El marco que constituye el esqueleto del piano es de acero fundido de una sola pieza y los bordes con hierro forjado. La tabla armónica es de madera de abeto japonés. Los pedales son de hierro fundido y latón.

 

TÉCNICAS CONSTRUCTIVAS: La estructura está ensamblada con uniones “a caja y espiga” y con “colas de milano”. Los elementos desmontables van unidos con tornillos. Sobre la madera de pino del exterior lleva una chapa de nogal. La tapa del teclado y la tapa superior llevan bisagras “de piano”. En origen llevaba 4 ruedas de hierro, actualmente sólo quedan las dos delanteras. Cerradura de la tapa del teclado de tipo “bureau”, cerradura superior de “doble pivote”. Tiene un teclado de 7 octavas con 85 teclas. Lleva dos pedales: un pedal unicordio y otro de resonancia. Está compuesto por una caja de resonancia, a la que se ha agregado un teclado mediante el cual se percuten las cuerdas de acero con macillos forrados de fieltro, produciendo el sonido. Las vibraciones se transmiten a través de los puentes a la tabla armónica, que las amplifica. Está formado por un arpa cromática de cuerdas múltiples, accionada por un mecanismo de percusión indirecta, a la que se le han añadido apagadores. El piano es un instrumento de teclado. Pertenece a la familia de las cuerdas percutidas, es decir, que sus cuerdas emiten sonido cuando vibran al ser golpeadas por un pequeño martillo o macillo tapizado de fieltro.

 

TÉCNICAS DECORATIVAS: Líneas muy sencillas con patas tipo “estípite”. Adorno oval en el frente con molduras. En origen estaba teñido en rojizo para obtener aspecto de caoba.

MARCAS Y SELLOS: Además de los anagramas de la marca “J. Hazen” en el interior de la tapa del teclado y en la tapa superior, tiene un número de serie cincelado (16910) en uno de los laterales internos y en la trasera de varias piezas más (primera y última teclas, listón sobre el teclado, piezas del extremo del teclado, etc). En la última tecla también tiene una inscripción hecha a lápiz con una firma y una fecha (21-6-44), posiblemente la firma de un afinador en una reparación. Hay otras piezas que también tienen un número cincelado, una tiene el 930 y otras sólo un 9. En las traseras de las tapas de los pedales y el frente superior aparece un sello de tinta azul perteneciente al colegio propietario del piano, en el que pone “niñas párvulos” con el escudo del águila.

ÉPOCA Y ESTILO: Tras la información facilitada por la casa Hazen, el número de serie no se encuentra en sus archivos, pero parece ser que corresponde a los años 1912 a 1920. Ya que la etiqueta J. Hazen como tal, aparece en 1919, podríamos datar la fabricación del piano entre los años 1919 y 1920.

 

Se podría decir, por la fecha de construcción y algunos rasgos característicos que es de estilo modernista.

EXAMEN PREVIO.

EVALUACIÓN DEL ESTADO DE CONSERVACIÓN

 

 

ELEMENTOS PERDIDOS: * Falta uno de los pedales. * Falta la cerradura de la tapa del teclado. * Faltan las dos ruedas traseras. * Falta la tabla de soporte para las partituras que va en el interior de la tapa del teclado, sólo quedan las bisagras. * Faltan dos piezas de madera en los extremos de la tabla frontal, se ven los agujeros de los tornillos que las sujetaban. * Faltan la llave y la bocallave de la tapa superior. * Falta una pieza de madera en el interior del lateral izquierdo que sirve para que la tapa superior se quede entreabierta, se puede ver el agujero del tornillo. * Faltan dos piezas del frente de las teclas blancas.

DAÑOS MECÁNICOS: * Hay levantamientos, grietas y faltas de algunos trozos de la chapa que recubre el exterior del piano.

* Al quitar la pintura aparecen más desperfectos con pérdidas de chapa, grietas, golpes y agujeros en la madera.

* En la parte inferior (zona en contacto con el suelo) aparece desprendida y partida la tabla que cubre una abertura en la que se encaja el alma del piano.

* Uno de los tornillos de sujeción frontal del mecanismo de percusión está doblado, impidiendo abatir el conjunto de los macillos. * Hay varios macillos descolgados, algunos por tener rota la cinta y otros por tener doblado uno de los alambres.

DAÑOS PRODUCIDOS POR AGENTES BIOLÓGICOS: No se aprecian ataques de insectos xilófagos, aunque sí se detectan larvas de otros insectos en el interior, y algunas marcas en los fieltros de haber tenido polillas. Las larvas de las polillas se alimentan de queratina, una proteína estructural producida por los animales, presente en tejidos naturales, como la lana del fieltro.

ESTADO DEL ACABADO: Actualmente presenta un acabado en pintura gris mate, además en algunas zonas del frente del piano se aplicó antes una pintura blanca. El acabado original era en color rojizo - caoba con un barniz de resina natural, se puede ver en las partes ocultas del piano, como en la pieza ovalada del frontal. Los tintes naturales se desvanecen poco a poco con la luz y el paso del tiempo, pero en esas zonas que no les ha dado casi la luz permanece como en origen.

ESTADO GENERAL DE OTROS MATERIALES: Las teclas presentan mucha suciedad adherida en la superficie. Hay muchas teclas que tienen roturas en el recubrimiento de celuloide, incluso falta de algunas piezas completas. El mecanismo de percusión y las cuerdas se encuentran con una gran capa de polvo que recubre todo el instrumento.

CRITERIO DE INTERVENCIÓN

 

Se practicará en el piano una intervención con el objeto principal de devolver a la pieza el aspecto que tenía cuando se fabricó, conservando y respetando al máximo los materiales originales.

 

En la restauración se emplearán las mismas técnicas y materiales utilizados en la época de su construcción a principios del siglo XX, teniendo en cuenta la reversibilidad, durabilidad y legibilidad de los materiales en la intervención.

 

TRATAMIENTO REALIZADO

 

Desmontaje de las piezas del frontal, las bisagras y demás herrajes, numerando y etiquetando la tornillería.

Desmontaje del teclado y del soporte de las teclas, dejándolas colocadas siempre en su mismo orden.

Limpieza de las partes interiores.

Aspirado del polvo en las cuerdas y el mecanismo de percusión.

Reparación de tres de las cintas que sujetan los macillos y enderezado de los alambres.

Retirada de las pinturas mediante decapante en gel y en varias manos.

Eliminación de los últimos restos de pinturas y frenado de la acción del decapante con alcohol y lana de acero.

Reintegración volumétrica de una marca redonda con la chapa agrietada en la tapa superior, saneando la zona y colocando una pieza de chapa de caoba con “cola de conejo” y presión con gatos de apriete.

Reintegración volumétrica de una pieza en la tapa del teclado, con chapa de nogal, cola de conejo y presión con gatos de apriete.

Colocación de trocitos de chapa en varios puntos donde había faltas.

Ajuste de los huecos de las cerraduras de la tapa del teclado, modificando la ubicación del orificio de la llave y adaptando la nueva cerradura.

Relleno con masillas en base al agua de los desperfectos y grietas que quedan sobre la chapa de madera.

Enrasado de los rellenos de masillas y lijado suave de toda la superficie exterior.

Teñido de la madera con un tinte a base de anilinas en polvo y agua.

Protección y nutrición de la madera con goma-laca tipo “lemon” aplicada a muñequilla y en varias manos.

Fijación de una tabla sustituyendo la que estaba rota en la parte inferior, para cubrir el hueco por donde aparece el alma del piano.

Adaptación de dos piezas de madera de encina (madera muy dura y resistente) para suplir la función de las ruedas traseras.

Elaboración de la pieza que soporta las partituras, a partir de una tabla de madera de caoba, teñida y barnizada igual que el resto del piano.

Lijado con lijas de grano muy fino de todas las superficies.

Barnizado con goma-laca, ahora de tipo “descerada” para dar el acabado final. Se dan varias manos a muñequilla.

Elaboración del pedal faltante, mediante una chapa de latón acomodada con cola de contacto sobre una pieza de madera, que va atornillada al soporte de hierro.

Limpieza y abrillantado de todas las piezas de latón.

Protección de todos los herrajes con laca “Zapón” especial para metales, evitando así el ennegrecimiento y la posible oxidación.

Colocación de una nueva tira de fieltro fijada con “cola de huesos” en el listón que presiona sobre las teclas.

Limpieza de las teclas con jabón neutro, removiendo la suciedad adherida sobre las blancas con un espatulín y lavando con agua después.

Encolado de una pieza cuadrada del frontal de una tecla que apareció bajo el teclado durante el desmontaje. Los demás faltantes se disimulan con pintura acrílica.

Reparación del listón de tope de la cubierta inferior, (que estaba desgastado por el roce) encolando una cuña de madera y un trozo de fieltro. También se reponen con el mismo fieltro algunos discos faltantes o rotos de los pasadores de las teclas.

Montaje de la parte del teclado.

Montaje de todas las bisagras con sus mismos tornillos.

Elaboración de un pestillo que faltaba en un extremo para limitar el cierre de la tapa superior y dejar salir el sonido.

Montaje de las cerraduras y bocallaves, poniendo los tornillos nuevos pero similares a los originales.

Montaje de los pedales y resto de piezas.

Pulido del barniz hasta conseguir el brillo deseado.

 

 

 

Resultado final.